Archivo de la categoría: Espeleo

Avenc d’en Pasant

Estándar
Avenc d’en Pasant

El hombre de negro David, el hombre misterioso Ferri y nosotros dos :-P

Nos hemos liado este verano haciendo el curso de nivel 1 y 2 de espeleo. Toma ya! Metido de cabeza hasta al fondo!

Nos hemos encontrado con speleodiscovery, un grupo de compañeros y profesionales increíbles, da gusto. Gracias Ferri por todas las fotos!

Bueno, armados de monos a medida, empezamos el curso con una mañana de entreno de maniobras en pared: rapelar con el stop, remontar cuerda con el crol y el puño, fraccionamiento, rapel guiado, pasamanos,… todas las maniobras básicas para poder progresar en espeleo. La verdad es que con la práctica que tenemos con la escalada, se nos hace más fácil coger toda la dinámica de la ‘espele’.

Con un calor aplastador sobre nosotros, nos transladamos al Garraf para hacer el Avenc d’en Pasant. ¿Cual será la palabra correcta para espeleo? ‘hacer’, ‘atacar’, ‘encadenar’, el avenc? :-P

Una cosa que aprendimos del primer cursillo de inciación de espeleo que hicimos en marzo pasado, es que éste es un deporte con un gran cáracter social. Es un deporte de progresión en equipo, en que todas contribuímos para el avance del grupo y que uno disfruta al ver los demás trabajar y avanzar. El otro día hablando entre nosotras, comparamos la espeleo al bloque. El bloque es mucho más social que la escalada deportiva. Quizás la espeleo sea incluso más social que la escalada en pared y el alpinismo, que están limitados a 2 ó 3 personas como mucho. Alguien nos matará por haber dicho esto :-P A ver… la escalada en pared es una aventura de equipo, no se trata simplemente de asegurar al que escala, es una progresión en equipo completamente. La deportiva también se puede disfrutar viendo el otro escalar, pero somos pocos los que logramos hacerlo ;-) En última instancia, tanto la escalada como el alpinismo puedes hacerlos en solitario, aunque no es para nada recomendable y la compañía que te traen l@s compañer@s no tiene precio :-) Pero la espeleo creemos que no se puede hacer en solitario, has de formar un equipo. Es a esto que nos referimos con toda esta parrafada.

Total, que como buen equipo, nos metimos bajo tierra con Ferri y David, profes y compañeros! Jeje ;-)

No tenemos tracks de la aproximación a los avencs de este finde; la verdad es que se nos olvidó guardar las rutas. Los tendréis que buscar por otro lado.

Empezó David montando cuerdas. Estaba todo el avenc equipado con químicos o parabolts. Un pasamanos inicial hasta la cabecera volada para un pequeño rapel de 5 metros. Luego otro pasamanos + pequeño rapel (1 ó 2 m) hasta la otra reunión que nos coloca volados sobre el pozo de casi 30m.

Hemos estado colgados de muchas Rs en escalada, en paredes de más de 200 metros con patios impresionantes bajo nosotros, y la verdad es que es de los sítios dónde nos sentimos más a gusto. Pero estar colgado sobre un pozo de 30m… aunque sean dos químicos, da cosa… y si son dos spits.. “ni te cuento”.

João montando el rapel volado para el pozo

Rapel hasta al fondo.

Nos cuesta contar aún que formaciones vimos, pero este avenc tiene estructuras muy bonitas, no es solamente un agujero embarrado; es como una galería vertical. Es muy entretenido.

fondo del pozo del avenc en Pasant

Lo que os contamos a continuación da un poco de grima pero hay que contarlo. Al fondo del avenc estaba un trozo de cabellera real… buuuaaaaghhhh. Pelo, sí… pelo, y mucho cacho. Creemos que a alguien se habrá enganchado el pelo en el rapel y se lo habrán tenido que cortar. Se habrá quedado calvo.. vaya grimilla… ojo al pelo suelto…

Para subir, Ferri montó un fraccionamiento en un parabolt que había a mitad del pozo para evitar el roce.

Cuesta salir de la cueva con lo fresquito que se está adentro y el calor que pega afuera… ufff

Susana asomándose :-P

Cueva de la Moneda o de l’Àngel – Mont-ral

Estándar
Cueva de la Moneda o de l’Àngel – Mont-ral

Fecha: 20/05/2017

Tiempo en cavidad: aprox. 3h

Profundidad: -20m

Compañer@s: CECIMA ;-) Cristian presi, Iris, Roser, Miriam, Albert, Julián y  Kiku.

Como celebración del primer año de secciones del club CIMA, Cristian nos ha dado el gran regalo de organizar una salida a la Cueva de la Moneda en el Mont-ral. Es una cueva horizontal que no requiere cuerda para progresar y por eso es perfecta para iniciarse y/o poder hacerla con compañer@s que nunca habían hecho espeleo.

mont-ral

Preparándonos para la Cueva de la Moneda.

Para llegar a la cueva tenemos una aproximación de unos 40 minutos, que se hace disfrutando gracias a las vistas que nos proporciona la zona. Nos perdimos un poco, pero finalmente encontramos la entrada a la cueva. Hay que tener una reseña para poder encontrarla, pero siguiendo el sendero el de acceso directo. En el suelo está indicada con su nombre: “Cueva de la Moneda o de L’Àngel”. Destrepamos un corto camino que nos deja directamente a la entrada de la cavidad, es ancha y tiene espacio de sobra para preparar toda la ropa y mochilas. Cristian nos hace una buena xarrada previa a entrar, explicándonos lo que vamos a encontrar y definiendo un plan de emergencia. y que viva el presi!!  :-D

DSC08741

nosotros vistos de frente :-P

DSC08745

João aprovechando las vistas del Mont-ral… foto estilosa ^.^ cómo lo cuadra Susana :-P

DSC08747

La Foradada, una estructura geológica simbólica local.

DSC08755

aproximándose…

DSC08761

encontrada la entrada!

DSC08777

Cristian hace la explicación previa

Como dijimos al inicio, la cueva de la Moneda es una cueva horizontal; solamente tiene un paso complicado que es un destrepe de unos 3m pero donde hay unas escaleras de plástico ‘anti-deslizante’ que nos permiten progresar con cierta facilidad. Al día de la actividad (20/05/2017) uno de los peldaños estaba parcialmente desenganchado de la pared. Más adelante hay también dos trepe/destrepes de 2m donde nos hemos dejado ayudar por un estribo o por el hombro del/a compañer@, aunque no fuese estrictamente necesario.

Nuestro ojo para las formaciones en las cuevas es aún muy poco curado, esta es la quinta cueva que hacemos. Pero sin lugar a duda pudimos apreciar la belleza de esta cavidad, y Cristian nos ha enseñado algunas cositas más ;-) Lo que nos ha impresionado más ha sido la gran cantidad de estalactitas y estalagmitas que había, sobre todo los espacios de poco volumen (cerca de esquinas en las paredes) estaban repletos de estas formaciones de pequeños tamaños.

Más o menos a mitad de cueva está la sala grande, o sala de la columna, que se destaca exactamente por tener una gran columna en medio de toda la sala. Entre tod@s nos preguntamos si en algún momento dicha columna alguna vez unió el techo con el suelo de la cueva. :-) Alguien lo sabe? es que de echo si no es así no es una columna :-P

A medida que avanzábamos la cueva se estrechaba, vamos cogiendo poco a poco la técnica de progresar por espacios pequeños… ufff.. qué distinto es de estar allí arriba en la montaña o enganchado a la pared… :-o Es impresionante ver a Cristian tirarse de cabeza por el agujero más pequeño que haya…

DSC08823

Descubrimos hoy que la técnica que usa Cristian para escalar es la misma que usa en espeleo para arrastrase por los huecos más ínfimos! jajajaja Te queremos presi!!

Seguimos avanzando y disfrutando del aprendizaje de progresar bajo tierra. Llegamos finalmente al plano q-r. A partir de aquí la cueva ya se estrechaba demasiado y decidimos volver para la sala principal, a excepción de Cristian y Albert que siguieron hasta el final del todo, ya muy estrecho, después de la bifurcación.

Pasados unos 40 minutos vuelven los dos. Cómo se dilata el tiempo bajo tierra! Si uno no lleva reloj, pierde completamente la noción de las horas.

Cristian nos preparó una buena sorpresa más. En la sala principal nos dijo que nos pusiéramos cómodos y nos ensenó el silencio absoluto. Apagamos todas las luces y nos quedamos callados durante unos buenos minutos. Los oídos se agudizan y empiezan a escuchar cada vez más, al punto de oír el ruido de las tripas de Susana (jajaja). Los ojos también se agudizan… pero la oscuridad es tanta que no hay manera de ver nada. Pica fuerte el zumbido en el oído, el que está siempre allí de fondo. En un mundo en que nos están bombardeando continuamente con información y ruido, se realza el placer de estar atento pero solo encontrar la nada.

Gracias Presi!! ;-)