Archivo de la categoría: Buceo Pecio

Dive 23 – Boreas

Estándar

Una noche bien dormida después de 3 inmersiónes marcadas por sus historietas (dive 20 y 21 y 22), un buen desayuno, muy buena compañía con Robert con quien compartimos habitación en Platja d’Aro, y listos para el Boreas!

Se dice rápido pero creo que nunca habíamos estado tan nerviosos para una inmersión, hay que decirlo. Nos hacía mucha cosa eso de bucear en estructuras humanas… da un poco de grimilla. Para gran suerte nuestra, la meteo se mantuvo muy bien y la visibilidad que había nos permitió ver un Boreas que no se tenía que esconder tras las sombras de la turbidez marina.

Dive 23: Boreas (pecio), Palamós, 15/10/2017, unos 25-27ºC, poco viento de Sur, oleaje maximo de medio metro, desde barco, Curso Advanced CIB. Hora de entrada 11h49, tiempo de inmersión 39min, prof. máx. 30.9m, prof. media 18, vis. 20m, temp. 17ºC. Horas acumuladas 19h18, intervalo de superfície 15h14, para Susana 21h36. 12L/15L 200/190 30/40. 4Kg y 7Kg.

Crónica:

Fondeamos en la proa del Boreas. Bajamos el cable de fondeo lentamente para estar seguros que Susana se encontraba fisicamente mejor y además lograr correcta compensación. Jordi Regás se quedó con nosotros cerrando el grupo mientras los demás siguieron delante con Andreu. De repente el Boreas se deja ver, nítido y esperándonos. Qué sensación, lejos de querer salir, nuestras ganas fueron más que nunca de seguir para a bajo! Tocamos pecio, encendemos los focos y empezamos a circundarlo por la borda de babor, nos metemos por los pasillos exteriores, bajamos hasta la arena, nos encontramos con la hélice! Sensación! -30.9m. Bordeamos hasta colocarnos a estribor y poco a poco subimos hasta la cubierta. Todo el hierro del barco tiene vida. Nubes de peces nos rodean. En la cubierta bajamos hasta la bodega, entrando y saliendo por sus ventanas. Dentro de la bodega Jordi nos enseñó la camara de aire. Aire expulsado por los buceadores que pasan por allí, sacamos la cabeza pero sin quitarnos el regulador. Salimos, seguimos unas vueltas más hasta el timón donde vimos un cabracho. Seguimos hasta colocarnos en la proa y encontrarnos con el resto del grupo que ya se preparaba para la ascensión, habían pasando unos 25 minutos en total y el ordenador estaba intermitente entre meternos en deco o no. Habremos estado unos 10-15 minutos subiendo tranquilamente por el cable hasta la superficie. Toma ya! jajaja

A la vuelta a casa, tras una noche no muy buena, supimos cuál fue el problema de Susana durante el fin de semana. Cómo no lo pensamos?! Ni que fuera la primera vez! Fue culpa de la regla. Susana sufre endometriosis (prometemos entrada sobre esta enfermedad tabú que afecta a tantas mujeres y que si fuera masculina tendría remedio) y normalmente tiene reglas malas pero esta vez tocó una de las chungas.

Algunas fotos:

Antes de nada, gracias José por las fotos! Te ha tocado ser el fotógrafo de turno ;-) se agradece!

Anuncios